Querer y no poder

Quiero volar. Tengo ganas.
¿Por qué la vida me corta las alas?

Podría cantar, pues tengo talento.
Mas de mi boca sólo sale un lamento.

Deseoso de amar. ¡Mira tú qué cosas!
¿A dónde han ido mis mariposas?

Adoro soñar despierto.
¡Pero no hay nada en este desierto!

Cuando el alma atormentada
ha dejado de sentir,
todo lo que quiere es nada.
Pues para poder vivir
necesita de su hada.

Querer es poder

¿Cuántas veces la vida, las circunstancias personales o enfermedades como la depresión hacen que uno quiera hacer cosas y “algo” en su interior impide cualquier movimiento hacia adelante?

Es un querer y no poder constante, del que la mayoría de las veces se logra salir — no sin esfuerzo y sufrimiento — Pero para que ese cristal teñido de lágrimas vuelva a ofrecer de nuevo imágenes claras y nítidas, es necesario — y tal vez eficaz — pasar por esas pruebas duras de un camino plagado de hiel.

Al final, uno se da cuenta que el “hada” siempre ha estado ahí, aunque en determinadas ocasiones no seamos capaces a verla.

Cuento, relato o poesía... ¡Compártelo amigo! ... la vida es alegría

6 thoughts on “Querer y no poder”

  1. Qué razón!!!!!!!!!! Todas las pruebas de la vida que somos capaces de pasar nos hace más fuertes. Pero es verdad que hay personas que lo pasan muy mal, y les cuesta ver la salida. Pero estoy de acuerdo contigo. Gracias una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *